Cinco mitos sobre el fitness que perduran en 2021

31


Durante años se ha creído que ciertas afirmaciones eran ciertas solo porque no se disponía de información suficiente, o porque esta información simplemente era errónea, pero una mentira repetida mil veces no se convierte en verdad.

Con respecto al campo de la salud, el deporte y la alimentación, este es el pan de cada día, y aunque hay muchos mitos que se consideraban extinguidos parece que realmente no lo están.

Solo quemas grasa a partir de los 25 minutos de ejercicio

Muchas personas piensan que la grasa solo empieza a quemarse tras 25 minutos de ejercicio, y esto no es cierto; la realidad es que en todo momento se utiliza la grasa como combustible metabólico.

El problema, si tu objetivo es perder grasa, es que termines incurriendo en un superávit calórico, o sea; que ingieras más calorías de las que gastas. Si esto ocurre olvídate de perder grasa porque en la práctica totalidad de los casos será imposible que lo hagas.

Los carbohidratos de noche engordan

Este es un mito muy popular, y es que siempre se ha creído que la energía que proporciona este macronutriente no se utiliza, por lo que se acumula en forma de grasa.

A priori podría parecer que esto tiene sentido, pero la realidad es que en quienes hacen deporte la mayor parte de estos carbohidratos tienden a acumularse en forma de glucógeno, que es un combustible muscular, y no en forma de grasa.

Si haces poco ejercicio y tienes estos depósitos de glucógeno muy saturados lo normal es que estos hidratos sí que se acumulen en forma de grasa, pero esto ocurre como consecuencia de un superávit calórico y es independiente al momento en el que se consuman.

El alcohol es saludable en dosis moderadas

Este es uno de los mitos que más daño han provocado, ya que muchas personas creen que algunas bebidas que contienen alcohol como el vino o la cerveza pueden ser saludables en dosis bajas o moderadas.

Es cierto que algunas bebidas alcohólicas contienen polifenoles, que son antioxidantes que desde luego sí que pueden resultar positivos para la salud, pero el efecto de estos polifenoles se ve compensado muy negativamente por los efectos del alcohol y por su alto contenido calórico.

De hecho, recientemente se ha demostrado la relación entre el consumo de alcohol y ciertos tipos de cáncer.

Sudar más implica perder más grasa

El sudor es un mecanismo por el cual el cuerpo elimina el calor, pero no equivale a una pérdida de grasa mayor.

Lo que sí que es cierto es que el hecho de sudar nos hace perder una cantidad importante de agua, pero esto solo ocurre de manera puntual y transitoria, ya que al beber agua recuperaremos nuestro peso normal.

Por ello, no busques obligatoriamente sudar para perder grasa ya que esto puede reducir tus niveles de hidratación, y esto a su vez puede interferir con tu rendimiento deportivo, dificultando la quema de grasa.

Recomendaciones