Ranking de las 5 frutas más sanas

9


Aunque todas las frutas son recomendables a diario en el marco de una dieta equilibrada, algunos ejemplares poseen características destacables y por eso, presentamos nuestro ránking con las 13 frutas más sanas así como con ideas para incluirlas en nuestra dieta.

1. Grosellas negras

Pertenecen a la familia de los frutos rojos y por ello es fuente de una gran cantidad de vitamina C, concretamente, posee cuatro veces más cantidad de este nutriente que una naranja.

Además de poseer vitamina C con efecto antioxidante potente en nuestro cuerpo, las grosellas como otros frutos rojos son fuente de polifenoles que resultan sustancias con efecto antiinflamatorio por lo cual pueden entre otras cosas, ayudar a prevenir enfermedades metabólicas y degenerativas como la obesidad, la diabetes o el cáncer.

Asimismo, por sus componentes poseen similar efecto que otras bayas consideradas muchas veces superalimento como son las bayas acai o las bayas de goji y en este caso, las grosellas negras son mucho más accesibles.

Con grosellas negras podemos decorar nuestros pasteles, acompañar nuestras tortitas del desayuno o bien, elaborar sabrosas postres y smoothies bowl.

2. Aguacate

El aguacate es una de las pocas frutas oleosas y la ubicamos en el puesto número dos de nuestro ránking debido a la excelente calidad de sus grasas y a su contenido en potasio así como en fibra que convierte a este alimento en un aliado de la salud cardiovascular.

Es una fruta rica en grasas monoinsaturadas que pueden ayudar a reducir la grasa abdominal y mejorar lípidos en sangre, por ejemplo, reduciendo niveles de colesterol malo y triglicéridos cómo se ha demostrado en adultos.

Además, es una buena fuente de potasio y fibra, dos componentes aliados de una buena salud vascular y cardíaca. Por otro lado, es una fruta de fácil acceso que podemos usar en reemplazo de mantequilla, nata, salsas comerciales y más para comer más sano, elaborando desde un sabroso postre, hasta unas trufas, ensaladas, wraps y más.

3. Uvas

Las uvas son una gran fuente de potasio y fibra para el organismo, pero además, son fuente de uno de los polifenoles más potentes: el resveratrol.

El resveratrol tiene efecto antioxidante y antiinflamatorio en el organismo y resulta por ello, de ayuda para prevenir enfermedades cardiovasculares, el Alzheimer, el cáncer y otras patologías asociadas al envejecimiento celular como señala un estudio publicado en 2008.

Son asimismo buena fuente de fibra que puede ayudar a revertir el estreñimineto y saciar con facilidad, siendo de ayuda para prevenir o revertir el aumento de peso.

Con uvas podemos elaborar platos varios: desde unas brochetas o una ensalada hasta un postre o una sabrosas y nutritiva salsa.

4. Plátano

Es una fruta que indiscutiblemente teníamos que ubicar en los primeros puestos de nuestro ránking dada su gran popularidad, su fácil acceso y sus muchos beneficios.

Entre ellos, el plátano es fuente de hidratos de carbono de calidad, aporta una gran cantidad de fibra y resulta por ello muy saciante. Asimismo, es fuente de potasio y de serotonina como indica una investigación publicada en Food Chemistry siendo por eso un alimento antiestrés potente.

Así, el plátano puede ayudarnos a endulzar platos naturalmente y de forma sana, calmar las ansias de dulces, relajarnos y saciarnos, siendo por ello un alimento clave cuando buscamos perder peso así como también para complementar el entrenamiento deportivo.

Con plátano podemos elaborar muffins, galletas, tortitas, postres y hasta pizzas en sus versiones más sanas, entre otros platos más.

5. Arándanos

Los arándanos son una buena fuente de vitamina C y potasio para el organismo, ofreciendo además una considerable cantidad de fibra que en nuestro cuerpo puede tener efecto prebiótico y mejorar la flora intestinal ayudando de esta forma a reforzar el sistema de defensas del organismo.

Sin embargo, los arándanos son más beneficiosos aun por su contenido en polifenoles, sobre todo en flavonoides que por su acción antioxidante y antiinflamatoria sería de ayuda para prevenir enfermedades cardiovasculares al promover el descenso de la presión arterial y de la rigidez arterial.

Por otro lado, el arándano y su zumo es especialmente útil para reducir las infecciones urinarias frecuentes tales como la cistitis.

Con arándanos podemos elaborar unas sabrosas tortitas para el desayuno, una ensalada, decorar un postre o preparar un sano helado.

Recomendaciones